lunes, 9 de marzo de 2015

Dior Addict Fluid Stick 754 Pantone. Review.

 

Hoy os traigo un labial en formato gloss rojo con un acabado de lo más bonito y jugoso.

No suelo maquillarme los labios en rojo debido a que me veo excesivamente maquillada, me da la sensación de que entre el pelo blanco y los labios tan potentes destaco demasiado. Siempre se ha dicho que debemos potenciar sólo una parte de nuestro rostro cuando nos maquillamos, ya sea ojos o labios. En mi caso creo que ya destaco el pelo, no necesito más si no el proverbio de "menos es más" me lo salto a la torera totalmente. Además, por la fisionomía de mi cara, entre triángulo invertido y ovalada que no me gusta nada y mi estrepitosa nariz cuanto menos se destaque la zona del labial más disimularé este tipo de cosas.


Aun así no quería perder la oportunidad de enseñároslo pues unos labios rojos es algo a temporal y que concuerda muy bien con outfits en tonos neutros, nude o para realizar los tradicionales looks femme fatale

En primer lugar os contaré los trucos que uso para maquillarme el labio, del tono que sea, pero con especial atención en el caso del rojo. Como siempre recuerdo, no soy maquilladora por lo que os hablo de mi experiencia personal.


  1. Preparar el labio: preparar el labio con exfoliante o tónico, ayudado de un algodón por todo el labio para retirar las pieles muertas o pellejitos que podamos tener. Yo tengo la manía de estar todo el día mordiéndome así que es un paso del que nunca me olvido.
  2. Hidratar: Este paso lo recomiendo no sólo cuando nos vayamos a maquillar el labio, sino todos los días, sobre todo por la noche. En mi caso utilizo constantemente un bálsamo hidratante para evitar que se me reseque el labio y forme pliegues. Una vez dejamos actuar el tratamiento lo retiramos con un papel para poder maquillarnos.
  3. Base de maquillaje/Primer de labio: Muchas chicas tienen el labio bastante pigmentado por lo que es recomendable borrarlo primero, favoreciendo además que nos aguante durante más tiempo. La verdad es que el mio no es excesivamente marcado por lo que a menudo prescindo de este paso. Además los primers que probé hasta ahora me resecan bastante el labio, si me podéis recomendar alguno os lo agradecería un montón
  4. Perfilar: En este paso cada cual tiene sus trucos, reconozco que a mi me cuesta bastante sobre todo en el caso de rojos. Escogí un tono un poco más oscuro que el labial para dar profundidad al labio. Me voy marcando guías con una cruz en el arco de cupido y en el labio inferior para ir rellenando desde la comisura hacia adentro. Conseguiremos que el labial nos dure más tiempo.
  5. Limpiar la zona: con una brocha muy fina vamos bordeando la comisura del labios para afinar el trazo y perfeccionarlo lo máximo posible. Puedes añadir una gota de tu maquillaje.
  6. Rellenar: con labial o con gloss o con la combinación de ambos para potenciar más el color. En mi caso es raro que me ponga los dos por el motivo anterior, me veo excesivamente maquillada.

En cuanto a mi experiencia con este gloss de Dior Addict, Fluid Stick 754 Pantone. Para ser franca no me gusta mucho la textura de los gloss, sin embargo este no resulta para nada pegajoso ni pesado. Aguanta más de lo que yo esperaba y el resultado, a medida que avanza el día, es un tono de lo más integrado en los labios.  El acabado es muy jugoso. El packaging es de lo más original y bonito, una verdadera joya decorativa.


¿Os gusta maquillaros los labios en rojo? Disculpad la calidad de las fotos, no son de las mejores, lo se. Que tengáis una feliz semana.

Raquel.