jueves, 5 de marzo de 2015

Inspiración. Edna Orús fotografías.

20 comentarios:
 
Soy una persona de manías. Lo admito, quizás la vida que he llevado hasta ahora me ha hecho ser celosa de mi misma, observadora y con un desmesurado sentido del perfeccionismo. En parte mi personalidad ha nacido con ciertos matices congénitos, no obstante considero que el 80% se nutre de lo que vivimos día tras día, del entorno en el que nos criamos e indudablemente, del contacto con el resto de seres humanos.

He aquí un tema que en cierta manera ronda mi trastocada cabeza. Las relaciones. Y no sólo las que tienen que ver con el ámbito de pareja, sino todas en general. La de ir a comprar el pan y saludar al panadero inclusive. 

Tarareaba por lo bajo una de tantas canciones de Estopa del repertorio de mi cabeza mientras caminaba por la calle y observaba la gente que estaba a mi al rededor. Es curioso, nadie sonríe. No se si es que soy demasiado dulce para esta ciudad o la ciudad es demasiado amarga para una pueblerina como yo. Así las cosas me propuse pensar qué ocurriría si a medida que avanzo, no pisando las líneas de las baldosas por supuesto, sonreía a las personas anónimas que se cruzaban en mi camino.

Las reacciones son de lo más variopintas. La mujer que iba tan atareada con la compra me devolvió una sonrisa de ternura, aquel hombre de traje que caminaba tan deprisa me dedicó una amable sonrisa, aquellas chicas jóvenes que pasaron a mi lado pusieron cara de sorpresa para finalmente enviarme una buena mirada y por último, el chico de los cascos estaba demasiado ensimismado en teclear en su móvil como para fijarse en que alguien de carne y hueso le había mirado.



¿Estamos perdiendo la relación con el resto de seres humanos? Siendo ésta una de las bases para conformar nuestra personalidad y nuestro futuro... ¿Nos estamos perdiendo a nosotros mismos como personas? Cada día pasamos más tiempo preocupados de la imagen que proyectamos a través de las redes sociales, por desgracia y muchas veces de manera inconsciente, caigo en este pecado. A veces me planteo cual es el fundamento de todo esto, qué razón hay para que cuando vayamos a comer la forma de bendecir la mesa sea tomando una fotografía del plato, cual es el motivo para que cada vez que nos cambiemos de ropa, vayamos a salir o nos compremos algo, de coste cuanto más elevado mejor, tengamos que mostrarlo a todo el mundo. Incluso ahora mismo pienso, ¿Por qué estoy escribiendo esto? 

Muchos pensarán que es egocentrismo, yo más bien me decanto por la soledad y el vacío interior que tenemos. Recuerdo cuando disfrutaba de fiestas en casa de mi familia, aquella sensación de probar una comida por primera vez, visitar lugares asombrosos, quedarme sin aliento muchas noches a base de carcajadas. Todo esto y mucho más está grabado en mi locura cerebral y lo que no recuerdo es que en esos momentos hubiese ningún teléfono móvil fotografiando o twiteando la escena. Supongo que a nadie le interesaba que yo estuviese disfrutando de un momento inolvidable, ciertamente al igual que ocurre ahora, con la salvedad de que con un aparato electrónico de por medio todo se vuelve más estático, más premeditado, menos espontaneo, más irreal. 



La vida ya no es lo que era. Estamos tan ocupados en contestar que pedimos la cuenta al camarero sin ni si quiera mirarle a la cara, tomamos esa fotografía sin hacerle una mueca agradable al niño que nos mira desde su carricoche, subimos las escaleras sin saber realmente dónde estamos pisando. No nos damos cuenta de que aquel camarero se merece nuestras gracias para sentirse aun más orgulloso de su trabajo, el pequeño mientras te observa buscando tu atención está aprendiendo de ti y desde luego nada bueno, tenemos que subir las escaleras a sabiendas de a dónde queremos llegar sin descuidar los escalones mal rematados que pueden entorpecer nuestro camino.

No se si estas cuestiones tan sólo son fruto de mi amarga locura, pero a veces creo que las personas anónimas que se cruzan en mi camino están demasiado absortas en su propio vacío como para que puedan llenar el mío. Ya nadie sonríe por la calle. Ya nadie se enamora de una sonrisa.

Fotografías realizadas y editadas por Edna Orús, ayudante de fotografía Dani Gato, caballo perteneciente a Esther Arribas. Enclave Yeguada Hispania

Más de sus increíbles trabajos en su 500px y en su perfil de Facebook como contacto. 
Una verdadera artista y mejor persona, adoro el encanto de sus fotos en blanco y negro.
¿Os han gustado las fotos? Nos vemos pronto.

Raquel. 

20 comentarios:

  1. Que bonito post <3

    www.givemea-coffee.com

    ResponderEliminar
  2. Vaya pasada de fotos guapisima!! Me ha encantado leer tu post, muy interesante..!!
    besitos

    ResponderEliminar
  3. me encantan las fotos!! estas guapisima

    ResponderEliminar
  4. ¡Vaya pasada de fotos! Son todas preciosas :D
    Y en cuanto al texto, la verdad es que das mucho en lo que pensar. Yo pienso que con tanta tecnología a nuestra disposición nos estamos volviendo unos seres muy fríos y estamos perdiendo nuestra esencia. Yo por la calle suelo ir mirando al suelo, me da vergu ir mirando a la gente... jajajaja. Uf, si tengo yo que ir sonriendo... :3

    ¡Un besito, guapi! :)

    ResponderEliminar
  5. Que texto tan bonito y tan de verdad..... Estoy contigo totalmente, desde que estamos en la era informática, se está perdiendo la base de una mirada, un saludo, una sonrisa..... todo lo transmitimos fríamente a través de un dispositivo, haciéndonos los más interesantes, estando a la última con nuestro mejor selfie o dando "envidia" con diversos estados de fb, muchas veces inventados....

    Cómo me gustaría volver a la época en la que teníamos todo esto, pero no estaba tan en auge....

    Un besote guapa, estás preciosa en las fotos

    ResponderEliminar
  6. Me han encantado las fotos y mucha razón tienes con tus razonamientos, por eso me encanta la serie de Crónicas Vampiricas, mis amigos me dicen si es una serie malísima, pero me gusta el matiz que hacen con lo de perder o no la humanidad cuando se convierten en vampiros, unos siguen siendo igual y otros cambian 360º porque se crecen mucho.

    ResponderEliminar
  7. Hola! Acabamos de descubrir el blog, nos quedamos para seguirte la pista! Si te apetece seguirnos, estaremos encantadas!

    Un besín.
    http://consombreroyaloloco.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
  8. Estas preciosa en las fotos, adoro la fotografía en blanco y negro porque crei que capta aún más las esencia de la persona. Son geniales. El diseño del blog que has puesto me encanta! El banner superior es súper bonito :) y del texto que decirte, me encanta y tienes toda la razón. Perdemos nuestra esencia muchas veces por intentar aparentar, por mostrar cada cosa que hacemos en nuestra vida. Tampoco es algo malo pero muchas veces la mayor parte de las cosas ni son reales. Yo siempre lo digo, perdemos muchos momentos de vida mientras estamos tuiteando y por eso no me gusta proclamar mi vuda entera sino escoger lo que realmente quiero que lis demas sepan eso si, dedicando siempre sonrisas y un gracias porque creo que todo el mundo se lo merece! Mil besos guapa, como me enrollo! Me ha encantado el post!

    ResponderEliminar
  9. A mi me encanta la segunda foto te veo muy chic. Las fotos en blanco y negro tienen su encanto. Un besazo

    ResponderEliminar
  10. Qué bonito post Raquel. Yo en parte sí creo en algunos casos será egocentrismo, pero en la gran mayoría (incluídos esos) será soledad... Me paro a pensar en mí misma y realmente cuando escribo en el blog, cuando pienso en hacer una foto para las redes sociales y cosas similares siempre se da el caso de que me encuentro sola o aburrida. Cuando estoy de vacaciones muchas veces he tenido que pensar "Oh! Pero si no estoy haciendo fotos", o cuando quedo con una amiga (de las buenas, de esas de verdad) en lo que menos pienso es en twittear o en hacerme el selfie para instagram... Tengo una teoría, y es que cuando realmente se está disfrutando de la compañía de alguien de lo que menos te preocupas es que contarlo en vivo.
    Así que sí, esta sociedad está muy sola. Yo me incluyo, como me gustaría poder quedar los domingos por la mañana para desayunar en una cafetería con una amiga y simplemente charlar un rato. O pasear un ratito por el parque después de comer con alguien. O tener una conversación con la panadera cada día... Pero lo cierto es que quitando las pocas veces que veo a alguna amiga, y por supuesto las veces que Fran no está trabajando y estoy con él me la paso en el ordenador: blog, redes sociales, leer... Me parece triste, ojala no encontrase tiempo para tener Facebook o Instagram, de verdad.
    La gente no sonríe es cierto, me fijo mucho en eso y tienes toda la razón, y cuando a veces yo voy sonriendo son varios los que me miran como si estuviese loca, aunque siempre hay alguien amable que te sorprende. En fin que me ha encantado tu reflexión.
    *Y como ha dicho Patricia: escoger lo que realmente quiero que los demás sepan. Que a veces por tener un blog personal como podría ser el mío en el que a veces hago reflexiones o cuento detalles de mi vida la gente se piensa que todo lo que cuentas es lo único que hay. Que ya sabe como eres o te conoce 100%, pero bueno ese ya es otro tema (del que ya tengo escrito un post, por cierto, a ver si lo publico pronto).
    Las fotos, obviamente preciosas, me encantan. Esos guantes son muy sexys!

    ResponderEliminar
  11. Hola guapa .. adoro los caballos que maravilla, preciosas fotos ... pero las voy a dejar un poco de lado y me voy a centrar en el texto, ya que sí, es algo que comparto contigo y a lo que le doy muchas vueltas. No, no son fruto de tu amarga locura ... en mi caso me considero una chica joven pero bastante chapada a la antigua, me gusta observarlo todo pero a través de mis ojos, no de un movil, odio que quien me esté acompañando este pendiente del teléfono todo el tiempo, yo de hecho a penas uso las redes sociales, tengo poquitas para lo que en verdad ''se lleva'' y las actualizo poco y aún asi mucho mas de lo que me gustaría.
    Creo que estamos tan obsesionados con enseñarle al mundo online lo guays que somos que nos olvidamos de disfrutar de los pequeños detalles de la vida, y en el camino perdemos valores y educación, soy muy cansina con este tema y me daría para rato jajaj ... pero si hay algo que intento inculcarle a los niños de mi familia es: Por favor, perdón, gracias y ve siempre con una sonrisa por la vida, ya que recibimos aquello que proyectamos y hay mucho amargado por el mundo, no seas tú uno más ;)

    ResponderEliminar
  12. Qué preciosidad de fotografías <3 y el texto... cuánta razón tienes y cuánto tenemos que retomar. Tendríamos que empezar ya mismo a romper la frialdad y distancia del día a día y a darle tanto calor como a las redes sociales le damos.

    Besitos desde VOH!

    ResponderEliminar
  13. Me han gustado muucho las fotos y el post en general, tienes mucha razón en todo lo que dices.
    Es cierto que muchas veces nos preocupamos tanto de guardar y mostrar los mejores momentos, que no los disfrutamos al máximo, una pena.
    Pero bueno, estamos a tiempo de cambiar nuestro mundo.
    Un abrazo!

    ResponderEliminar
  14. Un texto muy reflexivo y el cual comparto tu opinión. Tengo que decirte que es un gustazo leer este tipo de post que te "llenan". Por cierto, me encantan las fotos sobre todo la del caballo. Un saludo

    ResponderEliminar
  15. Unas fotos preciosas Raquel,genial el post!
    Mil gracias por tu paso por mi blog guapa,te espero por mi nuevo post,besitos y feliz dia!
    htpp://patriciasanchezstylestreet.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
  16. Me he quedado sin palabras la verdad estas guapisima!! :)
    Nuevo post en mi blog, te espero cielo :D
    Un besito enorme!

    xx Lisbeth
    novedadesatualcance.blogspot.com.es

    ResponderEliminar
  17. Que fotos más preciosas! y cuánta razón en tus palabras, yo son cosas que pienso muchas veces también, pero luego también soy la primera en estar pegada al móvil todo el día! Y la de veces que me he perdido momentos mágicos por estar todo el rato queriendo grabar o fotografiar todo, ya sea en conciertos, como estando de fiesta... antes estas cosas no pasaban y yo creo que todos vivíamos más felices en realidad, y sin este estrés tecnológico al que estamos sometidos!!
    Me alegro de que te animes a seguir con tus post de pensamientos!!! besitos!!

    ResponderEliminar

Si te pasas por aquí no olvides dejar un comentario, me hace mucha ilusión compartir con vosotros vuestras opiniones :). Evita dejar la URL de tu blog, visitaré cada blog que comente mis entradas pinchando en vuestro perfil :). ¡¡ Muchas gracias y bienvenido !!