lunes, 18 de abril de 2016

Las 5 claves del buen emprendedor.

 


No es casual que muchas veces comparemos el estilo de vida norte americano con el occidental, siempre a la cabeza de las novedades, de la innovación. Hace pocos días hubo una entrevista en El Hormiguero que me pareció muy interesante. Antonio Banderas comparaba la mentalidad de los jóvenes de Estados Unidos con la de España.

Cuando preguntamos a la gente qué trabajo les gustaría en el futuro la gran mayoría son un trabajo fijo, trabajar para el estado o similar. Tengo que decir que peco en este sentido y es que nosotros tendemos a ir a lo cómodo, a lo seguro siempre, no nos gusta arriesgar por el miedo a perder y más si ello implica desembolso económico, olvidándonos muchas veces de lo que realmente queremos sólo por no salirnos de nuestra zona de confort. Todo lo contrario ocurre en norte américa, donde las respuestas son tener mi propia empresa, ser mi jefe, desarrollar una idea.

Y de emprendedores hoy va la cosa, os cuento mis claves para desarrollar una idea que tenemos en mente y alcanzar nuestros sueños. Advierto, no será fácil pero tampoco imposible.




Un paso todos los días. Todos los días tenemos que dar un paso hacia lo que queremos conseguir, por muy mínimo y pequeño que sea no puede pasar un día que no avancemos un peldaño, o medio si no conseguimos que avance más rápido, la clave es trabajar todos los días por conseguir nuestro objetivo. Recuerda, un buen emprendedor sigue trabajando después de las 7 de la tarde y la gente los fines de semana también compra y consume ¡Muévete!

Siempre te dirán que NO. Así es, encontrarás un montón de personas, seguramente de tu entorno que pongan en tela de juicio lo que estás haciendo. Se preocupan por ti, sobre si estás haciendo lo correcto o deberías tomar otro camino, no necesitas desoír sus indicaciones, simplemente la última palabra la tienes tú, el jefe de tu futuro.

Cree ciegamente en ti. No solo en ti, también en lo que haces. Eres la persona que va a levantarse por la mañana, trabajar y luchar por lo que quieres, habrá días mejores y peores, muchos de ellos querrás abandonar, te plantearás si todo esto te compensa o merece la pena. Sigue hasta el final, es mejor quedarse con el fracaso que con la duda, al fin y al cabo con él aprenderás.

Prioriza. Pon en orden toda tu vida, anota pros y contras, lleva un orden de prioridades siempre. La buena organización es una de las grandes bases de un proyecto y debes saber que tendrás que dejar cosas de lado por alcanzar tu sueño, tanto en lo laboral como en lo personal. Muchas veces nos da miedo este hecho sin embargo es una auténtica realidad y es parte del esfuerzo que tienes que hacer para desarrollar tu idea de forma eficiente.

Dinero y experiencia. La última de las premisas, la más dura y la más verdadera. La realidad es esta, todo desarrollo precisa de una inversión económica, muchas veces tendrás la suerte del aval de algún familiar y otras deberás buscar tus propias fuentes de ingresos. Puede que este hecho haga que tu andadura sea más lenta y cuesta arriba, más en estos tiempos tan difíciles que atravesamos, no obstante si tu idea merece la pena, si has trabajado y crees que puede tener el rendimiento suficiente encontrarás la salida económica antes o después. En cuanto a la experiencia, asesórate con personas que hayan estado en tu misma situación, gente que trabaje en el sector de tu idea, utiliza Internet y blogs de negocios especializados para informarte. Y es que toda idea necesita un buen encuadre en el mercado, un desarrollo de marketing, creemos que no es importante pero este hecho puede echar por tierra el trabajo que has realizado durante meses (o años) por no haberte sumergido en el mercado adecuado para tu proyecto.






Jacket/Chaqueta: H&M (Old)
Shirt: H&M (Old)
Jeans: Puull&Bear 2016
Boots/Botines: Local Store
Hat/Sombrero: Primark 2016



¿Y tú? ¿Tienes una idea, eres emprendedor o te lo estás pensando? ¿Qué opinas del outfit? ¡Cuéntame! ¡Sé feliz!



Instagram  |  Facebook  |  SnapChat radacosta



Raquel.