lunes, 17 de marzo de 2014

Klorane Laboratoires: Champús

 
Buenas noches !! Hoy os traigo una entrada diferente, se trata de una colaboración de la mano de Klorane Laboratoires, una marca con más de 40 años de investigación que ofrece productos para el cuidado capilar a base de plantas naturales, respetando el medio ambiente, garantizando la calidad, seguridad, eficacia y preservando la biodiversidad. Otros productos que podemos encontrar son productos de higiene para bebés, para la piel (desodorantes, depilatorios, cuidados de manos y labios) y productos para ojos (desmaquillantes y cuidados calmantes).

A su vez nos asegurar que sus plantas son cuidadosamente seleccionadas para garantizar una eficacia óptima, cultivadas lejos de toda contaminación (¿existe a día de hoy algún lugar sin contaminación?) y con amplios controles en todas las etapas de fabricación de los productos. En su página web nos desgranan todos sus procesos de control para garantizar la calidad de sus productos, entre otros puedo decir que Klorane no testa con animales, algo para mi muy importante (pulsa AQUÍ para saber más).

En este caso la marca me ha enviado sólo productos para el cuidado capilar y tras 15 días de uso ya tengo mi opinión totalmente formada y con la que, humildemente, actuaré con sinceridad.



En primer lugar he de decir que este tipo de productos de origen natural están tomando parte en muchos ámbitos de nuestra vida, tanto alimenticio como cosmético y prometen ser un sustituto de los sulfatos, siliconas y parabenos a los que nos tienen acostumbrados las grandes marcas desde los orígenes de la cosmética. Realmente la idea es muy buena, no obstante en ocasiones el cambio es un poco difícil, sobre todo en el ámbito capilar, pues la espumita que nos gusta tanto que aparezca cuando nos aplicamos el champú tiene su origen en las siliconas, un producto bastante contraindicado para el cuero cabelludo y que hace que el pelo a los dos día se nos ensucie (junto con otros factores como la contaminación, alimentación y tipo de cabello). Este tipo de productos capilares a penas hace espuma y a menudo nos da la sensación de que tenemos que aplicar y aplicar productos para que nos de la sensación de que todo el pelo se cubra con champú, más si tenemos el pelo largo como una servidora.

Pasando a lo que es el análisis de cada producto comenzamos con el Champú Extrasuave a la leche de Avena. (AQUÍ). Está indicado para todo tipo de cabellos. Como su propio nombre indica se compone de avena. Os cuento la experiencia en los tres tipos de cabello al que lo he puesto a examen:

·Sujeto con cabello grueso y liso: su aroma no le ha convencido, no es muy fuerte, no obstante tampoco le ha resultado agradable. Tras el lavado el cabello le ha quedado una sensación de sequedad y dificultad en el peinado, ha tenido que volver a lavar el cabello con mascarilla. No le ha gustado el resultado.

·Sujeto con cabello normal y rizoso: el aroma sí le ha gustado. Tras el lavado la sensación ha sido buena y le ha gustado el aroma que le dejaba en el cabello, no obstante ha tenido que aplicar spray para poder peinar el cabello, pues estaba bastante enredado. Buena impresión.

·Sujeto con cabello fino y teñido (esta soy yo): el aroma ni me ha gustado ni me ha disgustado, no me ha llamado nada la atención. He necesito aplicar más de una vez el producto, por la sensación descrita anteriormente al no hacer casi espuma, le pelo se me quedó muy seco y fui incapaz de desenredarlo, tuve que volver a lavarlo y aplicar mascarilla. Aun así se me quedó un suave aroma a avena que me resultó agradable. Mi opinión es desfavorable pues a pesar de esto último, no lo encontré efectivo para mi tipo de cabello.



Seguidamente tenemos la crema iluminadora a la camomila (AQUÍ) para cabellos claros, con mechas o con color. Klorane nos dice que facilita el peinado, a la vez que le otorga brillo y flexibilidad. Se aplica después del champú, sobre el pelo aclarado y escurrido, lo dejamos actuar y aclaramos. En este caso sólo lo he usado yo, pues el resto de sujetos no tienen el pelo rubio y al contener camomila no quería arriesgarme a que después del lavado se encontraran el color de su pelo más claro de lo normal. La fragancia me encanta, huele a una mezcla de camomila y margaritas buenísima, noté el pelo con mucho más brillo, no obstante promete facilitar el peinado y una vez más, tuve que recurrir a un spray sin aclarado y un serum para poder domar el cabello, pues el peine ni se movía, le falta muchísima hidratación para que pueda resultar efectivo, más en mi caso con un cabello teñido.

Pasamos a dos productos a base de papiro, son el Champú Nutritivo y Alisante a la Leche de Papiro y la Crema de Día a la Leche de Papiro (AQUÍ). Al ser dos productos de la misma gama de cuidado los hemos utilizado en conjunto, por lo que daré una valoración al efecto. En este caso se trata de productos indicados para cabellos secos e indisciplinados, nutre y protegen la fibra capilar y facilitan el alisado. Además la Crema de Día disminuye el tiempo de secado y necesita aclarado.

·Sujeto con cabello grueso y liso: La fragancia no le ha gustado absolutamente nada, le resultó excesivamente fuerte y desagradable. Tras aplicar el champú y a pesar de haber utilizado la crema de día para facilitar el peinado, le fue casi imposible peinarse el pelo, le quedó encrespado y alborotado, volvió a lavarse el pelo con su champú habitual. Para él fueron los peores productos.

·Sujeto con cabello normal y rizado: Tampoco convenció la fragancia, demasiado fuerte. Al igual que el anterior, le fue casi imposible peinarse el pelo y tuvo que relavarlo para con su champú habitual para recuperar su estado normal.

·Sujeto con cabello fino y teñido (yo): El olor como a los dos anteriores no me gustó nada, me recuerda al olor del césped mojado, muy muy fuerte y desagradable, creo que para utilizar el champú tienen que gustarte mucho las fragancias naturales sino será imposible de utilizar. Para mi fue el que peores resultados me dio, tuve que lavarme el pelo con mi champú habitual tras usar los dos productos, pues se me quedó el cabello con una sensación de suciedad increíble, era muy raro, no me gustó absolutamente nada. Lo único eficaz la fragancia, pues a pesar de lavarlo y requete lavarlo el olor seguía en mi pelo. Sin lugar a dudas este no lo recomendaría a nadie.



Por último, tenemos dos productos a base de dátiles. Se trata del Champú Tratante Nutritivo al Dátil de desierto y la Crema de Día al Dátil de desierto (AQUÍ). Esta gama está indicada para cabellos secos y quebradizos, proporcionando nutrición y reparando la fibra capilar. Además la Crema de Día no contiene siliconas, por lo que facilita el peinado. Necesita aclarado.

·Sujeto con cabello grueso y liso: En esta ocasión sí le ha gustado la fragancia, es suave y dulce, nada agresiva. Tras aplicar ambos productos no fue necesario aplicar ningún producto adicionar para poner peinar el pelo y el resultado fue bueno. Sin duda su producto favorito.

·Sujeto con cabello normal y rizado: La fragancia también le ha gustado y destaca la sensación de suavidad. A pesar de esto, también fue necesario aplicar un spray en seco para facilitar el peinado, debido seguramente a su tipo rizado. No obstante en general la experiencia le gustó.

·Sujeto con cabello fino y teñido (yo): Me resultó agradable la fragancia, dulce y suave, además tras el lavado se me quedó en el pelo. No necesité volver a lavarme el pelo, a pesar de ello también tuve que aplicar spray y serum para poder peinarme el pelo, no obstante noté el cabello suave y con brillo. Este me sí me ha convencido.



A parte quiero destacar que los dos productos anteriores poseían el logo Brevet Déposé Patent Pendig, lo que quiere decir que contienen un producto totalmente innovado por la marca que se haya actualmente en fase de admisión de una futura patente, lo que a mi parecer es muy interesante, pues premia la labor de investigación que llevan a cabo en sus laboratorios desde hace 40 años, aportando al consumidor una garantía de seriedad en su trabajo.

También y lo que a mi me ha parecido lo más importante, se trata del primer laboratorio con la certificación Ecocert 26000 con nivel de excelencia por su contribución a los retos de desarrollo sostenible. Se trata de un certificado al desarrollo del comercio y responsabilidad social corporativa, todo un dato a tener en cuenta a la hora de elegir qué producto comprar y a qué estamos contribuyendo, en este caso queda claro que ha una buena causa.

Por último y para finalizar esta larguísima entrada, la gama de productos que más me ha gustado ha sido la de dátiles sin lugar a dudas. Lo que sí he echado de menos ha sido probar alguna mascarilla o acondicionador, junto con los champús para comprobar si esta falta de hidratación se debe a una falta de eficacia de los productos o a la ausencia de un complemento nutritivo que nos puede aportar esa suavidad e hidratación que los tres sujetos hemos echado en falta.



Podéis encontrar la marca Klorane en su página web (AQUÍ), también en perfumerías como BodyBell y en farmacias.

Champú Extrasuave a la Leche de Avena: 8,21€/200 ml. 13,56€/400 ml.
Crema Iluminadora a la Camomila: 9,65€/150 ml.
Champú Nutritivo y Alisante a la Leche de Papiro: 8,21€/200 ml. 13,56€/400 ml.
Crema de Día a la Leche de Papiro: 10,47€/125 ml.
Champú Tratante Nutritivo al Dátil del Desierto: 8,21€/200 ml.
Crema de Día al Dátil del Desierto: 10,47€/125 ml.



A sí mismo agradecer a la marca esta iniciativa y el haberme dado la oportunidad de probar de primera mano sus productos, ha sido una experiencia genial :) Miles de gracias y gracias a vosotros por estar ahí siempre !! Que tengáis una buena semana !!