viernes, 14 de febrero de 2014

En San Valentín el mejor regalo es una EMOCIÓN

 
Llegó otro 14 de febrero esta vez del 2014, donde a menudo nos demostramos un poco más de afecto de la habitual o simplemente nos alegramos de que estemos juntos un día más, al fin y al cabo un día cualquiera como otro en el que deberíamos de demostrarnos amor todos los días.
No olvidando por supuesto la gran nota consumista que tiene el 14 de febrero, pura invención de nuestros amigos de El Corte Inglés pero que sin embargo ha calado hondo en la sociedad, pues ya lo señalamos como un día especial en nuestro calendario.

Dejando la demagogia a un lado, quizás muchas personas hoy esperen una joya, un bolso, algo material... que bueno, probablemente luzcamos orgullosas a lo largo de los años, no obstante olvidaremos su significado en un tiempo.

Yo prefiero emociones, emociones de verdad, de las que se te graban en el corazón y a pesar del paso del tiempo siguen sacándote una sonrisa e incluso una lágrima, como las que afloraron el día en el que te diste cuenta de que con muy poco dinero se puede construir el cuento de amor más grande y maravilloso jamás contado :).







Es emoción, es olvidar el qué dirán, es no dormir una noche entera sólo por hacer que la otra persona se sienta especial, es... escribir algo en una pancarta de tres metros, colgarla en un puente frente a la ventana de la persona que amas para que por la mañana al abrir su ventana se llene de locura, se llene de verdadero y PURO AMOR.

Feliz San Valentín, os deseo lo mejor :).