lunes, 2 de octubre de 2017

5 elementos de las citas de antaño que deberían volver ♥

 

Hoy me he levantado un poco nostálgica. No se si porque aun sigo un poco pachucha o por pasar el domingo viendo comedia romántica pero me he parado a pensar en cómo era la vida antes del boom de Internet, especialmente el amor.

¿Te acuerdas cuando las personas nos conocíamos en la parada del bus? ¿Cuando descubrirse conllevaba tiempo juntos y no un click en Facebook? Soy sincera, Internet es necesario y a supuesto un gran avance en la manera de ver el mundo económico. Sin embargo, ha ido en total detrimento del romanticismo. Nos encontramos en un amor a la carta que lejos de unirnos, nos aleja cada vez más.

Supongo que podría comenzar a llover un río de tinta sobre este tema, no obstante prefiero compartir contigo los 7 elementos de las citas de antes que faltan en las de la actualidad.




¡Comenzamos!












1. Salir a bailar.

Te parecerá una americanada del tres al cuarto pero mis padres aun me cuentan que antaño se invitada a salir a bailar. De hecho aquí en Oviedo aun existen lugares con música en vivo que emulan los antiguos guateques y donde las parejas de enamorados más veteranas aun siguen conservando aquel toque que les caracterizaba. Me encanta bailar, pienso que nací en la época equivocada ¿Recuerdas el musical Grease? Cambiaría todas las barras del bar por algo así. A nosotros los soñadores, aun nos quedan los locales con canta autores a toque de guitarra.


2. Las cartas.

Bajo mi humilde opinión, esto es precisamente lo que más hecho de menos. Confieso que he recibido cartas hasta no hace mucho tiempo y he de reconocer que me emocionan muchísimo. Ya no sólo por el contenido, si no por el hecho en sí de haberme enviado una carta. Enviar un Whatsapp, email, messenger... te compromete 3 segundos de tu vida, una carta manuscrita precisa de tu atención, de pensar cómo expresar lo que quieres decir, implica tiempo de tu vida y denota mucho cariño. Ojalá no mueran nunca.


3. Ser claro en las intenciones.

Parece que hoy en día se confunde la amistad con el amor, llegando a lo que muchos denominan friendzone. Echo de menos la seguridad de decirle a la otra persona cuales son tus intenciones, ya sea en términos de sólo amistad o algo más. Pienso que Internet ofrece una falsa seguridad detrás de una pantalla para permitirnos flirtear en cualquier lugar y con quien nos interese. Sin embargo a menudo se acostumbra a hablar entre medias, al sí pero no y a la confusión más absurda. Quiero algo contigo o no lo quiero, no hay más tutía. 


4. Los detalles.

Mandar un buenos días por Whatsapp puede ser un detalle hoy en día y muy valorable. No obstante y al hilo de las cartas, dejar  una nota encima de la mesa con unas palabras bonitas, una flor, una visita inesperada... no se compara para nada a lo anterior. Lo material no pesa en el corazón de las personas, cuando alguien se va de tu vida, lo único que recuerdas son los pequeños detalles que hizo especialmente para ti y que te hicieron sentir única.


5. Apagar el móvil.

Antes ni siquiera existía. Íbamos a casa, nos veíamos... no sería necesario decir lo que estoy diciendo pero creo que lo peor que se puede hacer cuando estas con una persona frente a frente es coger el teléfono móvil. Las mejores experiencias son las que podemos tocar, ver y oír, las que vivimos. Así que apágalo y empieza a disfrutar de lo que es la vida de verdad.










Dress: Allegra K
Shoes: Marco Tozzi





Fotografía y edición por el fotógrafo profesional Peón Puxapeón, iluminación por María Costales.
Estilismo por Doble TT Estilistas.







Y tú ¿Qué echas de menos en las citas de ahora que tenían las de antes? ¿Qué me dices del outfit?



Me echo un cable en la lluvia, 
Yo andaba con paraguas y ella no 
A dónde vamos rubia?" 
A donde tú me lleves, contestó.

Joaquín Sabina.




Raquel.