lunes, 1 de mayo de 2017

Escribir para confiar ♥

 



Este fin de semana me olvidé mi libreta de anotaciones en casa y siento una enorme dependencia hacia el boli y el papel. Haciendo memoria, creo que sólo tengo una entrada en el blog donde hablo realmente de mi yo personal, el resto se queda para la intimidad plasmado en mi papel. Siempre lo he dicho, me es más fácil expresarme mediante letras que palabras así que cuando tengo algo que me arde por dentro lo dejo brotar por ríos de tinta antes de que me queme por dentro.

Soy una persona impulsiva y escribir me ayuda a razonar, pensar con claridad. Muchas veces el primer pensamiento que me viene a la cabeza no es precisamente el más adecuado de trasladar a los demás. No hablo de lenguaje grosero, hablo de conjeturas que mi propio cerebro crea y me nublan la realidad. Cuando vacío mi cabeza de mis pensamientos siento una enorme paz interior, es el hecho de desahogarme sin ser juzgada por nadie, el momento en el que el poder de la réplica está en mi misma. Esto es lo que hay, ahora dime cómo lo ves desde fuera. Mucha gente cree que lo mío es una doble cara, yo lo veo más bien como una forma de no perder el norte. Es probable que el exceso de control en uno mismo estalle en algún momento de manera imparable. Te doy la razón absoluta, la rigidez humana no existe y el mínimo toque de desconfianza rompe el grueso cristal de la cordura.

Ahí está uno de mis tantos talones de Aquiles, la desconfianza. Existen personas que cuando conocen a alguien lo tienen en un parámetro 100 y va en decrescendo a medida que la van conociendo mejor. Yo estoy en el otro lado de la balanza, toda la gente nueva comienza para mi en 0 y de ella depende comenzar a ascender en mi baremo de confianza, o no. Es probable que esta visión me salve de múltiples fracasos sociales, o quizás, me esté privando de sorprenderme gratamente en el futuro. Confieso que hasta hace muy poco extendía la mano a cualquiera, no obstante como imaginarás, terminé con él amputado. Hoy siento que he pasado de un extremo a otro muy deprisa y que quizás mi propio cerebro se ponga trabas a sí mismo para no perder el otro brazo. Sin embargo, escribir me ayuda a razonar, a pensar con criterio, a valorar los pros y los contras, a poner las cartas sobre la mesa, en fin, a lidiar con el recelo que me provocan muchos comportamientos que no entiendo.

Cada cual tiene su propia visión del mundo que nos rodea y eso nos enriquece unos a otros. Quizás lo mío sea más de acompañar las palabras con hechos, secundar con acciones lo que emitimos por la boca. Sin demostrar, todas las palabras se convierten en sonidos. Ahí reside la confianza. La mía, la que tanto me cuesta ofrecer(te).











Dress: LyF Spring 2017



Otra muestra más del buen hacer del salón de belleza Doble TT Estilistas en el servicio de peluquería y manicura para el look de hoy, así como la profesionalidad fotográfica en las tomas y edición del fotógrafo Peón Puxapeon, acompañado de la iluminación de Macostales y Almudena Lobeto Gómez.


Y tú ¿Cómo se gana tu confianza? ¿Qué me dices del outfit de hoy?

¡Sé muy muy feliz!





Raquel.