lunes, 20 de febrero de 2017

Escapando de la rutina ♥

 


He estado unos días desconectada en el pueblo, de vez en cuando viene muy bien relajarse, pasar tiempo con la familia, respirar aire puro y hacer actividades diferentes que en la ciudad no tenemos la oportunidad de hacer. No sé si a ti te ocurre lo mismo pero el hecho de pasar mucho tiempo en un mismo lugar, a pesar de ser tu propia casa a veces resulta agobiante… llega un momento que la rutina se apodera de ti y el cuerpo te pide planes alternativos para salir de la monotonía. Esto mismo es lo que me ocurre a mi más o menos cada cierto período de tiempo, no digo que sea una vez al mes pero sí que noto que cuando las cosas se tuercen soy de las que prefiere desatarse su propio nudo de la garganta. Es evidente que no todo el mundo se puede permitir realizar escapadas a otros lugares pero sí que tengo la suerte de tener a mi alcance el pueblo donde nací y poder mimetizarme con la naturaleza.


Aprovechando que aquí está cerca la estación de esquí me fui dos días a desempolvar la tabla puesto que tanto este año como el pasado la nieve ha sido poca y apenas he podido disfrutarla, es una pena que el clima esté cambiando tanto y tan deprisa, creo que realmente aun no somos conscientes de lo que estamos haciendo al medio ambiente. También me animé a hacer senderismo con mi perrito y ¡Voilá nunca sabes lo que te vas a encontrar por el camino! Realmente estos días han sido un chute de energía para mí, un paso atrás solo para coger impulso en mi vida.






Entre tanto, me sumergí entre mis antiguos libros, fotos y trabajos que hacía de pequeña y me he parado a pensar en la de cosas que hacía antes y ahora, no sé por qué perdí la costumbre. Pienso que me he hecho mayor mucho antes de lo que se espera y aparqué muchas cosas, no sé si quizás por ¿vergüenza? Recuerdo que en mi adolescencia yo era una persona demasiado moldeable, necesitaba la aprobación del grupo en todo lo que hacía y precisamente ciertas costumbres mías, bastante buenas como leer, dieron paso a otras no muy recomendables. Ya lo sabemos, es una etapa complicada en nuestras vidas en la que, por lo menos en mi caso, te alejas de la familia y necesitas crear una identidad propia que muchas veces tiene bien poco que ver contigo. Afortunadamente a la vida le tengo que agradecer muchas cosas y una de ellas es haber ganado personalidad, saber decir que no, algo que incluso a día de hoy me cuesta bastante y aprender a priorizar entre lo que me conviene o no. La clave ha sido en apartar la gente tóxica de mi camino y seguir hacia delante sin la ayuda de nadie. Ya lo decía mi madre, es en las malas donde sabemos realmente quien es un amigo verdadero y quién no.


Algo que destaca enormemente en mi colección de recuerdos son los textos escritos, toda la vida he sido una apasionada de la escritura, mucho más que de la lectura aunque también he tenido mi época. Encontré cuentos, relatos de mis pensamientos en diarios… ¿Qué ha pasado ahora? Leo con nostalgia aquellas páginas y sólo me pregunto qué ha ocurrido para no haber continuado con esa afición. Desde hoy me he propuesto que esto cambie, quiero comenzar poco a poco y sin agobios, volver a abrazar el bolígrafo y el papel y dejar fluir todo lo que llevo dentro. Sí, el blog es en cierta manera un cauce que me ha hecho seguir con esta bonita costumbre, no obstante mi corazón sabe que es imposible sustituir el olor de una hoja de papel recién escrita… si eres una apasionada de la lectura o de la escritura como yo entenderás a qué me refiero.








Desde aquí te animo a no parar. Así en seco, reflexionar sobre todo aquello que te gustaba y has dejado de hacer por una razón o por otra. Piensa en lo feliz que eras cuando lo hacías y en lo mucho que tu corazón echa de menos eso. A veces notamos que algo nos falta en nuestro interior y no sabemos el qué… qué fácil es regalarnos de vez en cuando un pedazo de felicidad trayendo lo más dulce del pasado para alegrar nuestro presente y ser más felices en el futuro.



Jacket: Bershka Winter 2017
T Shirt: Local Store Switzerland
Tennis: Moda Chic 2017 HERE



Aprovecho para enseñarte mis nuevas zapatillas Katy rosa. Prácticamente toda la semana combino calzado de tacón con zapatillas deportivas, en este caso buscaba unas con un toque más chic para poder combinar con looks casual pero sobre todo que se alejaran de la estética tradicional de gimnasio. Rosas, en acabado aterciopelado sutilmente brillante, cómodas y con un precio inmejorable, así son mis Katy, podéis encontrarlas entre otros muchos modelos en Moda Chic :).








Y tú ¿Necesitas de vez en cuando escapar de la rutina? ¿Has dejado de hacer algo que te apasionaba de pequeña? ¿Qué me dices del outfit de hoy?

¡Sé muy muy feliz!



Raquel.