viernes, 10 de junio de 2016

Los 5 comportamientos que no volveré a tolerar en mis relaciones.

 


Seguro que en algún momento de tu vida has sentido que no estabas siendo tratado como te gustaría, ya sea por un amigo o por una pareja, sin embargo quizás cometiste el error de tolerarlo o dejarlo pasar por creer que no tenía importancia. Por una vez parece que no pasa nada, no obstante desde que una vez asientes das pie a que la otra persona no asocie que su comportamiento no te gusta y lo toma como una dinámica. Confieso que a mi me ha pasado muchísimas veces, quizás por respeto o simplemente por no crear conflicto me he callado y me arrepentí con el tiempo, es por esta razón por la que hoy quiero compartir contigo los 5 comportamientos que no volveré a tolerar en mis relaciones. Tanto de pareja, amistad o cualquier otro tipo.





Micromachismos. Sobra decir que si no quiero los micro, mucho menos los macro. Algunos son difíciles de detectar, sin embargo con el tiempo he aprendido que ante la mínima posibilidad de que exista un comportamiento machista hacia mi dejaré claro que eso no va conmigo. Es fácil ver con claridad las expresiones machistas, pero tienes que tener cuidado con las acciones. Nadie tiene que infravalorarme por ser mujer pero tampoco yo tengo que menospreciar a un hombre a mi propio beneficio. Me explico, no siempre pagará mi consumición un hombre pero tampoco yo tengo que hacer la comida por el hecho de ser mujer. Todos somos iguales y la educación es la mejor arma para combatir esto.


Desmerecer mis gustos/aficiones. Me encanta compartir con mis allegados las cosas que me gustan y que ellos las compartan conmigo. No obligo a nadie a que las lleven a cabo simplemente que las respeten porque sé que no hacen daño a nadie. Muchas veces me he topado con gente que se ríe de que tenga un blog o lo considere una manifestación de egocentrismo. Cada cual tenemos hobbies que nos hacen felices, ninguno es mejor ni peor que otro mientras no afecten al bienestar de los demás.




Faltas de respeto. Parece algo muy obvio pero no lo es tanto cuando vienen de nuestras relaciones interpersonales. Un "pareces tonta cuando haces eso" puede resultar inofensivo, sin embargo ante la primera mala palabra tienes que echar directamente el freno. Soy una persona que dice tacos en ciertos momentos pero no soy capaz de dirigirme despectivamente hacia otra persona y menos si es de mi círculo, aunque sea en tono jocoso.

Juzgar mi aspecto físico. Si no te pido opinión es porque no la necesito. Tengo mi propio estilo de vida en cuanto a hábitos deportivos y alimenticios, no obstante no siempre tengo el mismo peso o características, soy humana y unas veces puedo tener unos kilos demás como de menos, también puede que un día tenga la piel luminosa y radiante, mientras que al día siguiente puedo estar llena de acné. Quizás un día me apetezca salir arreglada a hacer la compra y la semana siguiente salga de noche sin tacones. Mi imagen es mi decisión y como tal yo soy la única que decide qué, cuándo y cómo ponerme en cada situación. No vivo para agradar a nadie.


Sea distinto conmigo según la situación. No sé si te ha pasado de encontrarte con un amigo o pareja que no actúa igual cuando está contigo a solas que cuando hay gente delante. Soy una persona muy clara, si me gusta pasar tiempo contigo será en cualquier situación y delante de quien sea. Es posible que un día me encuentres por la calle y no te salude, probablemente porque vaya sin lentillas (si eres miope sé que me entiendes perfectamente) sin embargo si te veo no dudaré en saludarte al menos y dedicarte un minuto, me gusta hablar y saber de las personas que me importan, no sólo por las redes sociales. Lo que no toleraré será que un día me hables y al día siguiente seas cortante conmigo o no me dirijas la palabra por el hecho de estar con otra gente. Soy la misma persona en casa que en la calle, transparente, así es como me gusta que sean conmigo.


Y lo más importante, trata a los demás según quieres que te traten a ti. El respeto está por encima de todo por mucha confianza que exista. Valórate y no permitas nunca nada que te pueda hacer daño.







Top: Gloria's Shop
Jeans: Stradivarius P/V 2016
Clutch: Local store
Sunnies: Shadoow Sunnies
Sandals: Modress



Aprovecho la ocasión para enseñarte mis nuevas gafas de sol de Shadoow Sunnies. Hace un par de posts te comenté que me había gustado mucho la calidad de sus lentes, con protección UV categoría 3 según la normativa europea, aptas para la protección solar en playa y montaña, siendo la más alta la 4, todo ello por un precio fantástico. En esta ocasión me decanté por un modelo más colorido, un verde oscuro metalizado con montura redondeada en estampado marrón. Este estilo de gafas me recuerdan mucho al Señor Wonka, no sé por qué, cosas mías. Vuelvo a destacar la infinidad de modelos disponibles que existen en su web, así como la opción de personalizar tus propias gafas ¡Imposible no encontrar unas para ti! Mi modelo es el Tortoise on green, de la colección Orbed que podrás encontrar AQUÍ.




Hace unos días te enseñaba por Instagram las sandalias que llevo hoy en este look y fuisteis muchas las que os encantaron. Las compré en Modress, una distribuidora francesa de zapatos y bolsos baratos. Soy de las que prefiere comprar mucho y barato que poco y caro. Modress es una buena opción para encontrar todo tipo de calzado que necesites y de todo tipo. Tanto si eres una amante de los tacones como yo, como si prefieres calzado más cómodo debes echar un vistazo a su web. En concreto los míos son unas sandalias negras con cordones en el talón. Son de lo más cómodas con su tacón de 10 centímetros y la perfecta sujeción al tobillo. Elegantes y sofisticadas, sientan bien a cualquier look y además están disponibles en varios colores. No será en el último oufit que las veáis puesto que desde que me las compré ¡No me las quito!





Y tú, ¿Te ha ocurrido alguna de las situaciones anteriores? ¿Qué me dices del look? ¿Conocías Shadoow Sunnies o Modress?
¡Que seas muy feliz!


Raquel.