lunes, 10 de abril de 2017

6 pequeños placeres de la vida ♥

 

El mejor perfume siempre lo contienen los frascos pequeños, así como los mayores placeres residen en las pequeñas cosas de la vida. Así es o al menos así lo es para mi. Pasando la Semana Santa en el pueblo de nuevo es donde me doy cuenta realmente de lo afortunada que soy. Una vida tranquila, apartada del bullicio de la ciudad me tiene totalmente desconectada y relajada. Un oasis de paz al que de vez en cuando adoro escaparme.

Dormirme con el sonido del río, despertarme con el canto de los pájaros, el té caliente con pan recién hecho... me podría acostumbrar a esto fácilmente. Es por lo que me apetece compartir contigo 6 de mis pequeños placeres favoritos de la vida.






1. Un baño caliente. La hora más relajante del día. Normalmente después de entrenar o simplemente porque me apetece tomarme unos minutos para estar conmigo misma. Supongo que no soy la única que se permite este momento para relajarse y dejar la mente en blanco. Acompañado de velas, música suave y una fragancia dulce convierte la atmósfera de tu baño en todo un lugar cargado de sensaciones placenteras. 


2. Sábanas limpias. Quizás te suene simple pero arroparme en mi cama recién mudada es una sensación única. Olor fresco, limpio, la suavidad con la que acarician tu cara... sin duda el complemento ideal después del punto anterior para un sueño reparador.


3. La risa contagiosa. O simplemente, la risa. Me encanta rodearme de personas positivas, siempre tienen algo bueno que aportarme aunque no me de cuenta de ello. Soy de las que se ríe de prácticamente cualquier cosa y no me siento menos inteligente por ello, todo lo contrario, pienso que disfruto de la vida de una forma más productiva que muchos. Al fin y al cabo estamos aquí solo de paso, dejar de reírnos de todo sólo nos acerca antes al final.


4. El perfume de alguien especial. Pueden pasar meses, años... recuerdo cada perfume que fue importante para mi. Me atrevería a decir que cualquier olor que significó algo lo recuerdo perfectamente. Es como volver el tiempo atrás y revivir un momento mágico. Ir por la calle, un perfume, darte la vuelta y volver allí.


5. Una mirada de complicidad. No hay nada más bello que reflejarte en la mirada que, sin mediar palabra te lo dice todo. Esos ojos que con sólo mirarte te conocen, lo saben todo de ti y sobre todo, saben cómo calmarte en cualquier situación. Esos que te dicen, "tranquila, estoy contigo."


6. Una canción antigua. Cada cual tenemos nuestra propia percepción de  lo antiguo. En este caso me refiero a una canción que haya sido para ti imprescindible en cierto momento de tu vida y que al volver a escucharla después de un tiempo vuelvas a recordarlo todo. Es una sensación similar a la del perfume pero más que a personas, a mi me vienen a la mente situaciones. Siempre lo digo, mi vida es un auténtico videoclip y todos mis días están cargados de música. Bailando se desvanecen los miedos.








Quiero agradecer inmensamente al salón de belleza Doble TT Estilistas al que confío el cuidado de mi imagen por el trabajo de peluquería y manicura realizado para estas fotografías, del que ya os he adelantado detalles en mi Instagram y del que pronto os contaré todo aquí en el blog. Así como el impresionante trabajo llevado a cabo por el fotógrafo Peón Puxapeon en cuanto a las tomas y a la edición y a Macostales y Almudena Lobeto Gómez en iluminación. Profesionalidad y exquisitez en un trabajo de calidad excelente.




Jacket: Zara Spring 2017
Jeans: Zara Spring 2017
Stilettos: Zara Spring 2017

Enlaces de las prendas en mi 21Buttons.








Y tú ¿Cuáles son tus pequeños placeres de la vida? ¿Qué me dices del outfit de hoy?

¡Sé muy muy feliz!



Raquel.