lunes, 24 de agosto de 2015

Listerine Blanqueador Avanzado.

 

¡Hola! ¿A cuantos nos gusta sonreír? Yo creo que a todos nos encanta y es que es el lenguaje universal en todos los países. Crea complicidad y transmite positividad a la persona que se la enviamos.

Nuestra carta de presentación en la vida. Es en lo primero que nos fijamos cuando conocemos a una persona nueva, habilidad gestual y una sonrisa cuidada dice más de nosotros de lo que nos imaginamos, además de prevenir posibles enfermedades tanto bucales como digestivas. Por estas y otras muchas razones, mantener una boca sana debe convertirse en un hábito en nuestras vidas. 

Desde pequeña siempre he tenido bastante complejo con la mía. Tenía la dentadura bastante deformada, motivo por el cual decidí a los 16 años ponerme ortodoncia. No me arrepiento para nada, a todo el mundo que se lo esté pensando le animo a que tome la decisión, una inversión en salud e imagen para siempre.




Pero no todo termina aquí. El cuidado dental debe llevarse a cabo los 365 días del año con un buen cepillado después de cada comida (3 veces al día) y utilizar productos como los enjuagues bucales. Es por esta razón por las que os vengo a mostrar el nuevo lanzamiento de Listerine, Blanqueador Avanzado.

Por todos es conocida esta marca, de cabecera en nuestros baños desde que eramos pequeños y hoy nos presenta su nueva fórmula multifunción. Limpia nuestros dientes gracias a los aceites esenciales que reducen las bacterias causantes de la formación de placa; blanquea, reduce las manchas de la superficie de los dientes gracias a su tecnología blanqueadora no abrasiva; protege, formando un escudo productor preventivo contra las manchas; fortalece, contiene flúor principal remineralizador de los dientes; y refresca, combatiendo el mal aliento. Podéis encontrar más información AQUÍ.

¿Mi opinión? Siempre utilizo enjuague bucal dos veces al día, por la mañana y por la noche. En este caso, su principal cometido es blanquear paulatinamente nuestros dientes por lo que yo lo he combinado con mi dentífrico blanqueador favorito, potenciando los efectos de Listerine. La primera impresión es que pica un poco, posiblemente debido a la menta. Es algo que ya me esperaba, si en algo destaca la marca es en tener ese punto de frescor que da una sensación de limpieza aun mayor. Su textura es completamente líquida y transparente ¡Casi se puede confundir con agua! Lo que permite llevarlo en botes pequeños en viajes. Estas dos semanas se ha recorrido Europa conmigo. 
Por supuesto, no realiza milagros, en dos semanas noté los dientes un tono más blancos, sin embargo los caninos, generalmente más amarillentos, siguen igual. Tiene un potente efecto contra el mal aliento. Como he dicho anteriormente, deja una sensación de frescor que perdura durante un par de horas, sobre todo en la lengua, principal almacén de la alitosis. 



Me ha gustado mucho y repetiré. También he de confesar que no fumo pero sí bebo mucho té, al igual que el café, provoca muchas manchas en la dentadura, por lo que a veces conviene empezar por cambiar algunos hábitos para ver mejores resultados :).

Para finalizar, quiero recomendaros que os realicéis cada 6 meses o un año una limpieza dental y no invirtáis vuestro dinero en blanqueamientos, son demasiado abrasivos para el esmalte.

¿Y vosotros qué rutina dental seguís? ¿Conocíais este producto? ¡Feliz semana!

Raquel.