viernes, 3 de marzo de 2017

Nuestro cuerpo, la mejor medicina ♥

 

Leyendo durante estos días a cerca de pseudo medicina o medicina alternativa descubrí un artículo muy interesante a cerca de la capacidad de nuestro cuerpo para curarse a sí mismo. Sí, así es, existen estudios científicos que explican con casos reales personas que han conseguido curar dolencias incluso en fase terminal como un cáncer nivel 4ª o VIH tan sólo con el poder de su mente. Es curioso, en cuanto a neurología a penas se conoce un 10% de lo que nuestro cerebro es capaz de hacer y desde luego la mente puede llegar a ser más poderosa que cualquier fármaco.

Yo misma lo he podido comprobar. Desde que tengo toda la información a golpe de click en Internet me he vuelto hipocondríaca. Quizás a ti también te resulte familiar, tienes un dolor en la barriga, o mejor, en el pecho y buscas los síntomas en la red. Si mi autodiagnóstico fuese cierto ya estaría criando malvas, sin ninguna acritud. Lo reconozco, soy una persona temerosa y al mínimo dolor pienso en la peor situación. Afortunadamente estoy bien, sin embargo me doy cuenta de que mi mayor miedo es no estar cerca de un profesional médico en el momento que siento que me ocurre algo, en cuanto estoy en observación es como si mi cerebro actuase como un placebo. Tranquilidad, sosiego que me calman bastante los síntomas. Es así, la ansiedad maximiza hasta una leve tensión en un músculo, nos oprime el pecho y oculta parcialmente nuestro lado racional, pudiendo llegar incluso a ponernos enfermos de verdad. Así proseguía el artículo, al igual que nuestro cuerpo tiene la capacidad de auto protegerse creando de manera natural anticuerpos capaces de frenar la enfermedad, también puede conseguir el efecto contrario y es descuidar el cuidado del organismo dando lugar a posibles enfermedades. Siendo así y después de lo que te acabo de contar a cerca de mi forma de actuar ante este tipo de situaciones, me lleva a pensar en un episodio del pasado que me sucedió.












No era una buena época para mí, con total seguridad puedo decir que hasta el momento ha sido la peor de mi vida. No me cuidaba en absoluto físicamente y psicológicamente estaba en un callejón sin salida, mi forma de pensar era totalmente negativa y sinceramente, muchas veces no necesitas un cuchillo o una soga para hacerte daño a ti misma. De forma espontánea me apareció una pericarditis, se trata de una inflamación en el pericardio, una membrana que recubre el corazón. Nunca antes había padecido problemas coronarios y afortunadamente no me han vuelto a ocurrir. Sin embargo aquel episodio quedó en el aire en mi vida, ni siquiera los médicos acertaron a saber qué había causado aquella enfermedad. Después de mi estado de ánimo en aquel momento ¿Crees que puede ser casual?

De igual forma el artículo me llevó a recordar a una persona que pasó por mi vida hace mucho tiempo. Por todo lo que ha vivido, por todo lo que ha tenido que sufrir y padecer, una educación bastante poco usual en las personas occidentales, es probablemente la persona más fuerte de mente que he conocido hasta el momento. Me empapé de sus conocimientos, compartimos largas charlas y notó muchas inseguridades en mí, una de ellas mi hipocondría. Esa persona me habló justo de esta teoría, nuestro cuerpo es capaz de curarse a sí mismo. En el momento me pareció una habladuría sin más que resultaría muy elocuente en cualquier charla con café, sin embargo sus experiencias narraban con exactitud aquello que la ciencia está tratando de demostrar. Él decía que todos nuestros sentimientos vienen de la mente y el dolor es uno más de ellos, simplemente debemos saber cómo desconectarlo cuando lo necesitamos. Con ayuda de mucha meditación y fuerza mental consiguió remitir un cáncer de piel por sí mismo.

No es nada fácil tener fuerza en momentos en los que nos comunican una mala noticia, no obstante con ayuda de la medicina, las personas que nos quieren y sobre todo de nosotros mismos, estoy convencida de que no hay enfermedad que se resista. Piensa positivamente y ganarás calidad de vida.






Jacket: LyF Winter 2017
Jeans: Calzedonia Winter 2017
Bralette: Stradivarius Winter 2017
Socks: Calzedonia Winter 2017
T Shirt: Oysho Old



Y tú ¿Has oído hablar de personas que consiguen la auto curación? ¿Qué te ha parecido? ¿Qué me dices del outfit de hoy?


¡Sé muy muy feliz!




Raquel.