viernes, 11 de diciembre de 2015

SOS cabello post decoloración. Nuggela & Sulé.

 


Poco os he contado a cerca de mi pelo en mi blog y en las redes sociales, quizás donde más he hablado de él haya sido a través de mi Instagram en preguntas concretas que me habéis realizado infinidad de veces y es que es siempre lo que más os llama la atención de mi. Pero no todo es oro lo que reluce.

Un pelo rubio teñido y ya no os digo nada blanco o gris requiere de un cuidado al que no cualquiera está dispuesta a hacer frente diariamente, es muy esclavo y acaba agotando. Creí que esto no me pasaría a mí, persona que con 22 años a la vuelta de la esquina, lleva tiñéndose al 100% durante casi 10 años y la cual se hizo sus primeras mechas con tan solo 7 años. Sí, no me veo de otra manera, sin embargo, todo cambió con la horrible y estúpida idea que tuve en enero de 2015, casi un año ya, de dejar a la peluquera que vertiese apenas una cucharada de decoloración junto con el tinte durante cuatro meses en mi pelo. 

Al principio todo es genial, no se nota nada, nada hace presagiar la catástrofe venidera y es que yo no tengo estudios capilares de ningún tipo pero os puedo asegurar que en un cabello tan fino, quebradizo como el mío, que a pesar de ser muy mimado y cuidado está dañado por el tinte durante toda la vida, se ve gravemente afectado por este producto diabólico, por llamarlo de alguna manera. No sólo daña el pelo, sino que penetra en la raíz haciendo que el cabello crezca cada vez más y más débil. ¿Resultado? CAÍDA CAPILAR

Lo confieso, mi cambio de look repentino no fue desde luego algo que a mi me hiciese especial gracia, no tuve mucho tiempo a meditarlo, la decisión fue rápida, o dejas tu cabello descansar o te vas a quedar calva irremediablemente, Así que, aquí estoy, por una vez en la vida pidiéndoos que no hagáis una tontería si no queréis luego lamentarlo.

Acabar con la decoloración es el primer y fundamental paso para frenar la caída capilar de tu cabello, después existen un montón de cuidados a seguir para recuperar poco a poco nuestro pelo sin tener que tirar de tijera. En mi caso, os cuento lo que me funciona. Estos trucos ya los utilizaba anteriormente para cuidar mi cabello, no obstante ahora me los tomo muchísimo más en serio para activar el crecimiento capilar.

  • NUNCA secador ni plancha de pelo. Hablamos de utilizarlo tan sólo para ocasiones especiales, cuando nos tenemos que arreglar para salir o irnos a cualquier fiesta o a una comida. Si queréis acabar con el encrespamiento o efecto freeze tan sólo tenéis que olvidaros de secar el pelo con una toalla a lo loco frotándoos como si quisieseis arrancaros la cabeza. Tenéis que hacerlo poco a poco a toquecitos, de abajo a arriba, estrujando el cabello poco a poco, después enrollarlo hacia arriba unos minutos, a ser posible en una camiseta vieja y no en una toalla. A continuación terminar de dejar secar al natural.
  • Utilizar peine NO cepillo. Y si es de púas de madera mucho mejor, dañará mucho menos tu cabello y evitará el encrespamiento. El cepillo rompe la fibra capilar con cada pasada, además da muchísimos tirones. Tómate tu tiempo para peinar tu pelo. Preferiblemente peina tu pelo dos veces al día, una por la mañana y otra por la noche, no des tirones, cuando encuentres un nudo intenta deshacerlo tú misma o córtalo, nunca tires de él, sólo conseguirás anudarlo más y romper pelo.
  • Mascarilla una vez por semana durante 24 horas. Siempre que he dado este truco no hay persona que no lo haya hecho durante un mes que no me haya dicho que no haya notado la diferencia. Puntas notablemente más cerradas y pelo mucho largo. Hay que aplicarlo por todo el pelo, incluido la raíz previo lavado. Esto es muy importante ya que aunque tenemos  la sensación de grasa, es la raíz la parte viva de nuestro cabello, la que va a nutrir los medios y puntas, si sólo lo aplicamos a éstos últimos mencionados conseguiremos un efecto bonito sólo hasta el próximo lavado pero no efectos duraderos en el tiempo. Sirve cualquier mascarilla, yo utilizo las reparadoras y específicas anti caída ahora mismo, no obstante depende del efecto que tú quieras buscar en tu cabello. El modo de empleo es sencillo, una vez te hayas lavado el pelo con tu champú habitual, sécatelo un poco con la toalla o un poco con el secador si no te gusta tenerlo tan mojado. Aplica abundante mascarilla por todo el pelo, masajeando el cuero cabelludo, hazte un moñito bonito y ya puedes dormir con él hasta el día siguiente. Los domingos son el día perfecto. ¡Haz la prueba en un mes notarás la diferencia!
  • Nuggela & Sulé Shampoo.

  • Mucho se ha oído hablar de los famosos champús de cebolla y ante mi problema no quería ser menos en probar si resultaría efectivo. Lo he probado durante un mes y os vengo con material fotográfico incluido. Se trata de un tratamiento capilar con extracto de cebolla roja y glucógeno marino que ayudan a estimular el crecimiento del cabello, aportan brillo y suavidad al mismo. Está indicado para todo tipo de pelos, se puede utilizar todos los días y no deja olor a cebolla. Basta con dejarlo actuar durante dos minutos y ¡Voilá! Lo he utilizado durante un mes y confieso que es el mejor champú que he probado en toda mi vida. Más que contenta estoy AGRADECIDA, desde aquí doy mi más sincera enhorabuena por haber inventado este producto y las gracias por haber ayudado y contribuido a que poco a poco mi pelo vuelva a recuperar el aspecto que tenía. Es evidente que queda mucho por hacer, no se si en las fotografías notaréis los resultados pero yo misma me los noto así que no tengo más que decir que para mí este es un grandísimo producto. RECOMENDADÍSIMO.

Mi pelo sin decoloración, prometo que dentro de unos años cuando lo tenga totalmente recuperado volveré... :(


Pelo gris. Aquí ya con cuatro meses de decoloración, no se notaban aún los efectos secundarios de la caída.

Post cambio de look. Tras casi un año de la decoloración se empiezan a notar los efectos secundarios, se ve como se ha perdido muchísimo pelo, volumen sobre todo, densidad... está muy muy partido, a partir de esta imagen empiezan los cuidados extremos para la recuperación del cabello incluidos Nuggela & Sulé.


Tras un mes siguiendo los cuidados anteriormente citados a raja tabla y utilizando Nuggela & Sulé este es el resultado. Me noto el pelo con bastante más volumen y mejor aspecto, es evidente que no tengo un pelazo porque una decoloración va a tardar en retirarse aun dos años más pero creo que va por buen camino.

Espero que este post os sirva de verdad, sobre todo con esta fiebre que hay ahora con las decoloraciones para ponerse el cabello a colores, quiero que al menos os sirva para que os lo penséis un poco antes. Si no es para ti, al menos para alguien que creas que pueda estar interesado en algo así.

¿Qué os ha parecido? ¿Te has decolorado el cabello alguna vez o estás pensando en hacerlo? ¿Cómo te cuidas el pelo? ¡Feliz semana!

Raquel.