martes, 7 de enero de 2020

Once propósitos para cada mes. Noracora ♥

4 comentarios:
 


Primera vez en 2020. Me encantan los nuevos comienzos, contador a cero y vuelta a empezar. Un año más de sorpresas, emociones... y con él llegan los famosos propósitos de año nuevo. 

Llevo años sin marcarme ninguna meta fija más que la de continuar como estoy, sin embargo compartí por Instagram una fotografía, (ajena a mi) con la que confabulé al instante. Se trata de once propósitos para cada mes de este 2020.

Un día sin Redes Sociales. Al contrario de lo que podrás estar pensando, no me va a resultar complicado. De hecho, habrás dado buena cuenta del desapego paulatino que he tenido de mis RRSS, especialmente de Instagram, en los últimos meses del año. Y es que la fiebre de suma perfección proyectada a través de filtros y múltiples retoques de Photoshop de los distintos perfiles a los que seguía, han hecho que mi salud mental se resintiese. Y no, no voy a seguir comparando inconscientemente mi vida o mi aspecto físico con una fotografía, aparentemente perfecta.

Un día en la naturaleza. Cerré 2019 ya con este objetivo comenzado y es que estaré más en contacto con la naturaleza que nunca. Ya sea saliendo a correr o a caminar al menos cuatro veces por semana o la más divertida de las opciones, conocer las montañas asturianas mediante la infinidad de rutas que existen. Y es que el senderismo no es sólo una actividad física, si no una excelente forma de liberar nuestra mente de estrés. 

Un día de spa. Supongo que los chorros post natación no son suficientes para dar por cumplido este propósito. Aquí en la ciudad tengo la suerte de contar con multitud de hoteles y gimnasios con spa low cost que, con ayuda de algún bono de Groupon, estoy segura de que vencerán mi pereza de salir de mi zona de confort.

Una cena sola o con amigas. Lo difícil para cualquier persona común, sería pensar en una cena completamente sola. En mi caso, es precisamente tener vida social lo que me hace salir de mi propia comodidad. Ya te lo he contado en otras ocasiones, adoro estar sóla, quizás demasiado, por lo que puedo prometer y prometo, que este año me ocuparé de rodearme de personas enriquecedoras. Y ya de paso, rendir culto a una de mis grandes aficiones ¡Comer!

Una salida a bailar. Bailar me hace sentirme libre, desinhibida, feliz. Realmente yo no sé bailar, simplemente me dejo llevar al ritmo de la música, esa medicina no farmacéutica que todo lo cura. Lo comprobé en mi viaje a Canarias, el ritmo me dio vida, me aceleró el corazón y por unas horas pensé... Que el fin del mundo, me pille bailando.

Un día ayudando a otros. Algo tan sencillo y que paso por alto demasiadas veces de las que me puedo permitir. Ya sea a un amigo, familiar, a un desconocido por la calle o en una asociación, me comprometo a tender mi mano a otra persona. No necesito fotos ni promulgar bondades, sólo aporte de paz y tranquilidad a mi fuero interno. Seré yo al final de la historia, la que de las gracias por todo.

Un día dedicado totalmente a mi. Mi día especial son los domingos. Esos de mucha cosmética, mucha manta y mucho Netflix. Cada cuál tiene su manera de tomarse su tiempo y sin duda la mía es la calma total y absoluta. Salir a correr en la mañana, un libro, una buena siesta, escribir... Los momentos sencillos, son los que realmente me hacen valorar la vida como se merece.

Un día donde aprenda algo nuevo. No quiero dormirme nunca sin cumplir este propósito cada día. Ya sea a través de los libros o por curiosear por Internet, he de nutrirme de nuevos conocimientos todos los días. Eso sí, quiero llevarlo más allá y poder conseguir aprender algo a través de una experiencia vivida. ¿Quién sabe? ¡Quizás aprenda recetas nuevas y me aficione a la cocina!

Una ida al cine sola. Reitero. Todo lo que implique hacer cosas sola, no me supone a penas esfuerzo pero entiendo que no es lo habitual. De hecho, recibo muchas preguntas al respecto de mis viajes y experiencias conmigo misma. Mucha gente manifiesta su admiración, otra parte importante, se extraña y me mira con lástima. No me considero más empoderada por ello pero sí amiga, el 2019 me acabó por demostrar que, debo hacer todo lo que me pida el cuerpo en cada momento. Si alguien quiere compartirlo, será bienvenido, si no... ¡El doble para mi!

Un día con mi familia. Por desgracia, hemos hablado muchas veces de la distancia que me separa de mis padres. Haberme convertido en una aventurera solitaria, alberga una carga oculta que se hace bastante difícil de sobrellavar en muchas ocasiones. Medios no me faltan por lo que... ¡Rumbo al pueblo nena!

Un viaje express a un lugar nuevo. No existirían unos buenos propósitos mensuales sin el más importante todos. Con él nace la aventura, la emoción y las ganas de descubrir nuevos mundos a mi alrededor. Ya sea a 20, 200, 2 mil o 20 mil kilómetros, me siento y estoy preparada para emprender este maravilloso viaje llamado vida.













Fotografías Adrián Gamonal


Coat. Noracora




Y tú ¿Cuáles son tus propósitos para este 2020? ¿Qué te parece cumplirlos mes a mes? ¿Y del outfit, qué me dices?


¡Sé muy muy feliz!





Raquel.

4 comentarios:

Si te pasas por aquí no olvides dejar un comentario, me hace mucha ilusión compartir con vosotros vuestras opiniones :). Evita dejar la URL de tu blog, visitaré cada blog que comente mis entradas pinchando en vuestro perfil :). ¡¡ Muchas gracias y bienvenido !!

 
© 2012. Design by Main-Blogger - Blogger Template and Blogging Stuff